The sweet cesspool

 

Me pareció de justicia traer a Lengua Candeal lo que quiso ser un simple cruce de impresiones entre un comentarista del foro de un conocido periodista de El País y yo misma, cruce que a veces llegó a producirse sin mayor problema. La cuestión radica en adivinar qué es exactamente lo que molesta y lo que no a quien ejerce de censor en esa web. Él iba disfrazado de “Yo, Claudio”. Yo, de “Hanna” a secas.

El interés del asunto viene dado por el hecho de que me hayan censurado la mía en esta ocasión, y cuantas veces la envié, y de que sea precisamente el censor el videoblog de Iñaki Gabilondo, periodista de tan reconocido prestigio, ¿o no? Iñaki me recuerda tanto a su hermano Ángel… ¿O era al revés, querida? ¡Qué rabia da que a cierta edad se pierda hasta la perspectiva! Choca y choca muy en especial porque en ese foro se publican todos los días, y desde hace mucho tiempo, opiniones ultraderechistas, filofascistas, tergiversadores de la realidad y… ¡uf, qué sé yo! de muchos otros nicks o apodos.

La tres líneas que dirigí a modo de susurro a quien censura, en primer término, en nombre de Iñaki y en el de El País, en segundo, aparecieron, como las de opinión, publicadas, y aun estuvieron durante unos diez, quince minutos, a la vista de cualquiera, pero terminaron por “caerse” una y otra con la graciosa desfachatez abandonada de pétalos de rosa. Decían más o menos: Viva el derecho de libre expresión del lector de ese diario innombrable. No pasa nada, buen censor, las hojas en blanco en este espacio virtual, como los caminos del Señor, son infinitas. Infinitas, no sabría decirles, la verdad, pero yo pensaba en esta que se dice mía concretamente.

 

Lo censurado en el videoblog de Iñaki, el hondo.

 
-Yo, Claudio: Me educaron en la honestidad, en la defensa de la verdad, en el compartir desinteresado, en la solidaridad, en permanecer alerta a la hipocresía. Hoy, a salvo por fortuna de necesidades materiales y de enfermedades, me siento solo y aislado, desconcertado en este mundo que me rodea cuando acaba ya mi trayecto. Todo ese patrimonio inculcado, tan valorado siempre, ahora no me sirve de consuelo. Siento y sufro cómo la modernidad tecnológica y la inmundicia política lo enfrían todo conforme lo arrasan.

George Sanders dejó escrito en Castelldefels su pensamiento póstumo. Dear World, I am leaving because I am bored. I feel I have lived long enough. I am leaving you with your worries in this sweet cesspool. Good luck.

Bochornoso Patxi López hoy en Espejo Público de A3 TV.

-Hanna. Destaca tu intervención entre las demás, o quizá me conmueve por sentirla muy próxima. Sería fácil hacerse eco de tus palabras y de las de George Sanders, pero considera un par de cosas, Claudio. Una, Sanders, a pesar de petersburgués, era un esteticista enamorado de la refinada indolencia británica, y dos, no adelante acontecimientos tu escepticismo y menos escuches, entre tantos, a Patxi López, buena gente, que suele decirse, pero apenas leído, es decir, ninguna lumbrera y, sobre todo, absolutamente aterrorizado, con razón, por la suerte de su partido.

Porque la reacción de la ciudadanía a “lo que hay” crece y crece sin parar. Aun sin alcanzar el poder quienes desearíamos, la oposición dentro y fuera del Congreso será tan feroz como era impensable hace apenas unos meses. Y esa reacción, la respuesta a tanta miseria, mendacidad, codicia gansterismo no se limitará a nuestro país. Ni hablar.

Para “lo nuestro” copio unas líneas que dejé ayer o antier en este mismo blog.

¿Qué partidos hablan de política? ¿De lo nuestro? IU y Podemos. El resto, ¿no? No. Hablan de Venezuela, de Irán, de comunismo, de populismo, de Podemos, de que crecemos a buen ritmo, del “yo no he sío, seño, ha sío mi cuñado Pepe, que es un delincuente”, o bien tratan de amedrentarnos, de halagarnos, de esperanzarnos con ni se sabe, en especial, ellos. ¿Qué partidos fueron inspeccionados hasta la extenuación y la angustia, por no mentar el ridículo? ¿El PP? ¿El PSOE? ¿Ciudadanos? No, Podemos. Tiene que ser el partido más limpio del mundo, porque todos los asuntos que se les achacaron -es decir, con los que los calumniaron- fueron tumbados por los jueces o fueron muriéndose de inanición. Cada día y por todo medio de incomunicación, además de por el resto de partidos, son acosados, perseguidos, vilipendiados, calumniados, desafiados, enfrentados, negados… No se les da un instante de respiro, parecen cristos viviendo su propio calvario.

¿Os queda alguna duda sobre a quien votar? A mí, ni un ápice y desde el primer momento. A su lado, Marianico -y los suyos, y de ellos, como consta, buena parte a punto de ser imputados, ya imputados o dimitidos, en la cárcel o a punto de entrar-, Pedrito -y los suyos, los suyos de “lo mío”, tipo Glez. y tipo fallero barón monigote de cartón piedra y de las mismas puertas giratorias que sus hermanos de travesía de la Santa Transacción y aun de esta en la que seguimos transigiendo como dóciles corderitos o como idiotas-, Albert -y sus nenes y sus nenas mentirosillos, sospechosillos y aun imputadillos- parecen lo que son: meras comparsas o titiriteros cuya infantil irresponsabilidad y codicia pone los pelos de punta. De res pública, no saben no contestan, de ética, de honor, de todo eso en lo que te educaron, tan valorado siempre y del que dices, en plan Sanders, que ahora no te sirve de consuelo, de todo ese inmenso patrimonio, idem, eadem, idem…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s