Anotaciones en una servilleta de papel.

 

Ayer por la tarde noche, delante de un café -eso sí, vienés-, y en circunstancias personales levemente adversas, apenas si fui capaz de juntar unas cuantas palabras sobre la situación creada tras las elecciones, una especie de pronto que me dio. Las transcribo ahora, legibles, a petición de la tierna y curiosa lectora que me acompañaba y que suele arrastrar a dissidens a muchos otros de su misma aldea, gente hosca y sencilla que, mucho antes de nacer Twitter, se comunicaba ya breve y al grano. Trataré de hacer lo mismo.

Los medios están esperando a ver qué hace Pedro. ¿Cómo Pedro? El partido. ¡Ah, mucho y muy partido, por cierto! ¿Otro que no sea Rajoy? Pero, vamos a ver, si Rajoy es un tipo indecente, el PP en su conjunto también lo es, ¿o no? El trile o juego de la bolita es una estafa aunque se cambie de bolita. ¿Convocar nuevas elecciones? Non me fodades, rapaces… Pues no se tentaría la ropa cada uno de los partidos antes de tirarse por el barranco al lugar  donde todo podría ser posible. Si ya tenemos la información que tenemos, y me refiero a la cantidad como a la calidad, cuál no tendríamos para entonces en forma de peso añadido a la mochila con la que vienen cargando de antiguo. Es decir, comparto con la prensa solo una cosita: este Parlamento no sale más enrevesado ni hecho aposta. SIN EMBARGO, personalmente, estoy encantada, y hasta puede ser que lo esté también “el público en general”, que llamaba ayer Iñaki Gabilondo a la ciudadanía desde su videoblog de El País. Es decir, por sus obras los conoceréis, no por el río de sus palabras (digo, obviamente, a los políticos, no a Iñaki).

Nota 1. Prescindible. Si importa el CI de Mariano, también importa el de Pedro. Asimismo importa saber qué tiene y qué le pasa al primo de Rivera.

Nota 2. Prescindible. Es cosa de no creer, amigo Sancho, cómo casi todos los periodistas están tratando de acomodarse a las nuevas circunstancias, ya va sonando menos España y Venezuela, por ejemplo, entre tanto a observar. Mi desprecio por unos y por otros, más rigurosamente, por CASI todos los políticos y todos los periodistas, es inmenso. Había que decirlo.

La única cuestión insalvable, al parecer, entre los partidos que integraran una posible coalición de izquierdas es…. tacháaaaan… ¡posibilitar un referéndum en Catalunya! Madre mía, qué dislate tan escabroso, peligroso y perverso permitir que, en democracia, un pueblo se exprese votando, point. ¡Aquí, o votamos todos, o no vota nadie, por mis gónadas!, dijo un machote un día y varias generaciones de machotes se quedaron repitiendo el estribillo.

El PPSOE -porque C’s nació probablemente para morir, una vez cumplida su misión de habernos amenizado un montón la espera y de haberle robado votos al PP y al PSOE, Podemos es muy otra cosa, es el futuro próximo- vive en la prehistoria. Así que, la única propuesta que satisfaría al PSOE, al parecer, como a tantos otros, es como si para divorciarse uno -el ejemplo es prestado, ojo al dato- hubiera de someter a votación de la familia, amigos y vecinos de escalera la cuestión, por lo que dudo seriamente que el PSOE sea capaz de imaginar la paz que nos traería y el abanico de posibilidades que se abriría si Catalunya pudiera ejercer su derecho a decidirlo, lo que, por cierto, está a leguas de distancia de su independencia, cosa que sabe muy bien cualquier catalán e incluso cualquier español, y me refiero en exclusiva a aquellos que cursaron un bachillerato comme il faut. ¿Han leído el artículo La redefinición de España, de Vicenç Navarro? Convendría, porque no solo de cruces y de sacristanes vive el hombre.

http://blogs.publico.es/

A la espera de lo que pueda ocurrir -esto es España, fili mi- deseemos felices fiestas a todos. Feliz Navidad, pues, en español a los españoles y a los vascos, porque lo crearon, Bon Nadal als catalans y Bo Nadal ós galegos. Con frecuencia hacemos casus belli de una letra, pero admitamos que esa letra es el motivo que enmascara muchos otros de diversa naturaleza, infame o abyecta siempre, o, mejor dicho, el motivo por el que se desencadenan las guerras nada tiene que ver con sus orígenes, causas y objetivos, y tampoco es una casualidad, lo haya dicho quien lo haya dicho.

Lo único seguro es que, en el asunto de formar gobierno, todos, los interesados por un lado, y sus representantes por otro, aquí, estos políticos y estos medios de comunicación, rizarán al rizo ad nauseam, de manera que, para cuando hayan decidido entre todos ellos que gobernará Rajoy en soledad, en coalición -¿gran coalición? ¡anda ya: una coalición a lo bestia!- con el PSOE, en soledad aunque socorrido en ocasiones de especial trascendencia, i.e., en tantas cuantas ocasiones nos conciernen, no Rajoy, un “independiente”, jamás independiente de los poderes fácticos, ergo, del PP, porque un independiente del PSOE no dejaría el PP, o Rivera, con la abstención del PP y el voto del PSOE, un equipo formado por los mejores árbitros de fútbol, estos súbditos botados tras la votación, superadas las elecciones catalanas, el conflicto de la formación del gobierno catalán -del que ya nadie tiene idea de por dónde se irá-, superados los ataques yihadistas llegados de a saber y el estado de sitio por la seguridad de vamos a ver cómo montarnos unas buenas elecciones, y tanto y tanto más como hemos superado, les diremos que sí a lo que sea, excepto a privarnos de un par de días sin prensa, radio o televisión para recuperarnos y volver a la carga. Es decir, al trabajo precario y al paro duradero.

Y por cierto, ¿qué habrá sido de Els Joglars y de Albert Boadella? ¿Recuerdan?

https://www.youtube.com/watch?v=s2xO6DMVXcA

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s