Y ahora, sin manos.

 

¿No se han dado cuenta de que esto marcha solo? No tenemos gobierno sino una especie de sombra de la que, de cuando en cuando, da noticia la prensa como una especie de tic nervioso que se le cronificó a esa también sombra de la que dicen que hubo, y que sí, admito que tal vez yo misma la recuerde vagamente.

Dirán algunos que salta a la vista que se me quedó una especie de fijación infantil, o como mucho adolescente, con la alegoría de la caverna que, en mi caso sobre los trece años, nos explicaba el profesor de Filosofía -don Agustín Cebeira, 27 añitos y recién llegado de Madrid-, aquella disciplina que se estudiaba gustosa e intensamente y a día de hoy desaparecida, al menos en la Enseñanza Secundaria, y que recibí, a pesar de tan tierna edad, con un entusiástico e íntimo: ¡Sí, sí, así es, qué rigurosa lucidez la de este Platón! Pero solo en lo que respecta a las sombras o a las sombras de sombras que veían los prisioneros de la caverna, poco en lo concerniente a lo que pudiera haber fuera de ella, ese mundo de las ideas o esencias, oὒσία, en el que existía “el caballo”, “la piedra” o “la rosa”. La creencia en la existencia de las ideas, εἶδος, me duró el mismo tiempo fugaz que después aquella otra en el más allá, esa, nacida, mantenida y muy bien regada por aquellos curitas progres que, guitarra en ristre, nos acompañaban en las dulces mañanitas universitarias a modo de compañeros como los demás.

¡Santa Teresita de Jesús, qué manera de perder el hilo! Insisto, pues, en que parece que España siguiera girando, que marchara tan bien como una nación cualquiera, con su gobierno, su presidente, sus instituciones y su canesú, pero no, y no se les ocurra pensar que es que en verano hasta las cosas más importantes se postergan, ni hablar, muy al contrario, pocos veranos hubo con tanta sensación de que el gobierno se mantenía en candelero y funcionando como en este. Es más, si creen que dentro de tres, cuatro meses a lo más tardar, van a celebrarse unas elecciones generales, están rotundamente equivocados. Porque, si no hay gobierno ni presidente, ¿quién las va a convocar, eh?

De todas maneras, a ustedes ¿les angustia la idea? ¿La de vivir sin gobierno, sin presidente y sin elecciones? Sinceramente, confieso que a mí en absoluto, muy al contrario. ¿O acaso olvidaron, en este caso, sí, lo angustioso que resultaba desayunarse con la noticia de unas cuchillas o concertinas, aquellos elementos de seguridad pasiva que, per se, no producían daño alguno -o en boca del ministro del ramo eran no más que elementos de disuasión pasivo que producían erosiones leves-, recién instaladas en la frontera de Melilla, de una ley que amenazaba por boca de un santón, cuyo solo rostro estremecía de desasosiego y aun pavor, con obligarnos a parir hijos que no deseábamos o con malformaciones, de asuntitos de una corrupción tan espeluznante que no dábamos crédito, de la secular intención o propósito terco de ir a reiniciar una cruzada para españolizar Catalunya, de que se habían convertido en guetos los centros de enseñanza pública, y los religiosos privados, pero subvencionados, en caprichos millonarios proyectados, entre otros muchos, por una seráfica madre abadesa, de nombre Lucía Fígar, mano derecha de Aguirre, esa cólera en castizo, y hoy imputada en la Púnica, y celebrados en lugares tan remotos como, en el caso de Fígar, Rímini,  norte de Italia, y tanto y tanto más? Calle, hombre, calle, cuanto mejor nos va así, dejados de la mano de Dios, no sé, pero desde luego de la de un presidente y un gobierno feroces, irreales, gilenses, plasmáticos, ridículos o como de mentirijillas. Así que, hagámonos los distraídos y sigamos como si no pasara nada y esta fuera una nación europea más en la que vamos, no sé si viviendo, pero más o menos alentando y tirándo p’alante. ¿O no?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s