“Un paisaje apasionante”.

 

Texto y título tomados de Cartelera Turia, 15 al 21 de mayo. “Testigo de cargo”. Alfons Cervera.

 

Se acerca la cita electoral. Domingo, 24 de mayo. Llevamos no sé cuántos meses de encuestas. Si las encuestas tienen una parte de mentira (incluso por su lógica insuficiencia), los titulares de los grandes medios de comunicación contando sus resultados son de juzgado de guardia. Esta campaña electoral empezó la noche de las elecciones europeas de 2014. La irrupción de Podemos y el desplome del bipartidismo arrancó de cuajo la fingida tranquilidad de una democracia más corta que El dinosaurio (el magistral relato de Augusto Monterroso). No sé si conocen ese cuento: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. Pues eso: nuestra democracia es más corta que ese cuento. Y la noche de aquellas elecciones europeas, esa democracia -con los dos grandes partidos a la cabeza- se cagó de miedo. El primer cálculo fue sobre lo que podría durar la monarquía si el resultado de esa noche se repetía en las elecciones generales de 2015. Un parlamento donde PP y PSOE no tendrían entre los dos mayoría suficiente para tomar decisiones. O sea: abdicación del monarca y recambio exprés en la figura de su hijo. Aquella misma noche se puso en marcha la enloquecida maquinaria mediática y de la gente de dinero para impedir que Podemos consiguiera llegar a la meta que se había propuesto después de sus sorprendentes y exitosos resultados en las elecciones europeas. Ese fue el principio y, desde hace unos meses, esa misma maquinaria ideó la Operación Ciudadanos. En el medio, IU se desangraba en Madrid por culpa de tanto tiempo sin cambios y porque había chorizos dentro tirando de tarjetas negras y un poder interno de mopa y salfumán. Por culpa de esa mafia (sin olvidar el efecto Podemos), sufre EUPV y podría darse lo que supondría la injusticia electoral más triste e injustificable: que EUPV se quedara fuera del Ayuntamiento de Valencia y el Parlamento Valenciano. Ojalá que no. Sería para que a la izquierda se nos cayera la cara de vergüenza.

Pero hablaba antes de la Operación Ciudadanos. No es solo la marca blanca del PP. Es la marca que pretende devolver la salud -por más que en precario- al bipartidismo. Los dos -PP y PSOE- se hunden en las encuestas y necesitan un partido bisagra fuerte. Antes lo fueron PNV, CIU y Coalición Canaria. Ahora es Ciudadanos. ¿Qué hará el partido que llevaba nueve años sin apenas presencia pública? Las voces más repetidas dicen que pactar con el PP. Yo creo que ahora pactar con nadie. Y que en las generales es más posible que pacte con el PSOE que con el PP. ¿Por qué? Pues porque el PP está podrido y pudre todo lo que toca. Nadie quiere tener el más mínimo contacto con un partido al que sus propios buitres están destripando con una saña loca. Otra razón para el montaje de la Operación Ciudadanos ha sido evitar el flujo de votos del PP y PSOE a Podemos. Ahí entra la imagen hasta en la sopa del líder. Significa Albert Rivera el orden, lo conservador, la actualización chistosa de un viejo eslogan: “¡En casa queremos un yerno como tú!”. La Operación Ciudadanos es también meter en Cataluña una cuña fuerte desde España contra el independentismo, una cuña que no eran, por motivos más que obvios, el PP ni el PSC.

Ya sé que lo que digo puede ser contestado de cabo a rabo. En cualquier caso, el paisaje político que tenemos delante es apasionante. Por eso la próxima pregunta es importante: ¿qué pasará a la hora de que izquierda haya de juntar los votos para gobernar? Sabemos que no será fácil. Pero la pregunta sigue: ¿será imposible? El sufrimiento de la gente, sobre todo en los últimos años, se merece un respeto. El vaciado ético y moral de nuestra democracia necesita un relleno de valores que nos devuelva lo mejor de la política y de nosotros mismos. Las urnas hablan cada cuatro años y lo harán el próximo domingo 24 de mayo. Pero, si no seguimos hablando fuera de las urnas a partir de este domingo, la democracia seguirá siendo más corta y de muchísima menos calidad que el maravilloso cuento de Augusto Monterroso.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s