¿Merkel en Compostela? ¡Más droja en el Cola Cao!

 

Hay un vídeo prehistórico que probablemente conoce todo el mundo y que, por pudor, me gustaría esconder, como me gustaría esconder al paisanaje, no solo a la parte que corresponda a mi tierra, sino a una buena parte en general siempre sedienta de escuela, al menos de la imprescindible para haber disfrutado de un desasnamiento primario o esencial, si no fuera porque la falta de escuela es inútil esconderla, sería como querer esconder el genocidio de los palestinos por los sionistas: aparece allí donde quiera que se mire.

Si recuerdan bien, este paisano de Cariño, Coruña, José Tojeiro Díaz, que, aunque dé la impresión de que no salió en su vida de una remota aldea -y Cariño no es una aldea, sino uno de los pueblos gallegos más bonitos que conozco-, estuvo trabajando treinta años en Suiza, acusó en su momento a tres jóvenes, supuestamente vendedoras ambulantes, de haberle robado unos cuatro millones de pesetas que procedían de un seguro que había cobrado tras su jubilación en 1993, sirviéndose del procedimiento de ‘echarle droja en el Cola Cao’. En realidad, no sé si habrán caído, viene a ser el mismo procedimiento con el que nos estuvo robando durante décadas La Banda, pero también el PSOE o CIU, por citar tan solo a los más familiarizados de los partidos con el procedimiento y con los éxitos, en virtud de la accesibilidad que les daba el poder tanto a la droja como al Cola Cao, y con la colaboración, obviamente desinteresada, de ejércitos de túzaros más o menos a la altura de Tojeiro, quien, en la actualidad, con cerca de ochenta años, vive en una residencia en Xubía, Coruña.

https://www.youtube.com/watch?v=xoa4m5KwobU

El caso es que precisamente fue Galicia el modélico escenario elegido nada menos que por la kaiserina Merkel para seguir hablando de negocios con estos de la droja, es decir, sobre qué cantidad convendría seguir echándonos en el Cola Cao de por la mañana, y de ser imprescindible, también en el de irnos a dormir, con objeto de que su país logre mantenerse a flote, lo que, con todo, está por ver. Y por si no recuerdan a Mariano Rajoy, que tal parece que se escondiera, aunque conste que anda por Ribadumia, dejo aquí una sucinta reseña de las loas procedentes de su propia famiglia.

El presidente del PP de Lugo, portavoz de este partido en el Senado, Xosé Manuel Barreiro, quien, según él mismo, no teme en absoluto que su aparición en el sumario de la Operación Pokemon -como presunto receptor de un soborno- afecte a su futuro político, declaró a la prensa hace apenas unas semanas que Rajoy “estaba llamado a ser el gran líder europeo”, ya que, entre otras gestas, fue capaz de transformar a un país que estaba en bancarrota y al borde del rescate. Claro que no se atrevió a decir en qué lo transformó, pero eso lo sabe el ciudadano más despistado y desinformado, sepa o no por qué el caso de muchos de estos se llama Pokemon.

Y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, alias ‘había nieve’, se sumó al coro de narcocantores del PP que le expresaron profundo agradecimiento a Rajoy por el hecho de que “siga veraneando en Galicia, en la ría de Arousa”. De entre los del coro, el presidente de la Diputación, y del PP, de Pontevedra, Rafael Louzán, lo consideró “el mejor embajador que tienen las Rías Baixas y Galicia”. Y es que As Rías Baixas, Arousa en concreto, pero también Cambados o Vilagarcía, tiran mucho, vaya que si tiran, ¿verdad, Feijóo de la Isla, o Feijóo, había nieve, por dirigirme a ti con dos de los sobrenombres más cariñosos y populares? ¿Ou verdade que sí, Partido dos Caciques Ladróns da terra asoballada por todos vos dende fai máis tempo que ducias de xeneracións? 

Pues a esa tierra tan parecida a la Sicilia o la Córcega de hace décadas, incluso al País Valenciano de la actualidad, ha llegado Angela Merkel, es decir, el norte, la civilización, el non plus ultra de la cultura y la sabiduría, junto con veintimuchos altos cargos de su gobierno para pisar Santiago de Compostela, ¡nada menos!, y así poder hablar de negocios tranquilamente con la famiglia, tal vez con el Apóstol, sobre, reitero, la cantidad de droja que conviene seguir poniendo en el Cola Cao de la ciudadanía; en concreto, con Mariano Rajoy, quizá con Núñez Feijóo, puede que incluso con Agustín Hernández Fernández de Rojas, ¡toma apellidos y toma tercer alcalde consecutivo en Santiago!, a ver si de esta, la tercera, ya que que Conde Roa y Currás Fernández, que le precedieron, hubieron de dimitir por corrupción, va la vencida.

Dicen que, recién aterrizadita, Merkel, que viaja casi directa de Kiev, Ucrania, donde también montaron un buen cacao, se desplazó a O Pino para cubrir con Rajoy los seis kilómetros del Camino de Santiago que lo separan del aeropuerto de Lavacolla -no me pregunten por este topónimo, nos darían las uvas-, y si creen que no es posible, que cualquiera de ustedes necesitaría descansar al menos unas horas, no conocen a los alemanes tan íntimamente como los conoce quien esto redacta. Incluso, después, pensaban cenar “en un conocido restaurante del casco antiguo de Santiago”, sin que se sepa concretamente en cuál, pero servidora se decanta sin más por el Hostal de los Reyes Católicos, hostal que antes fue hospital, como saben, así que lo habrán podido fortificar, o cerrar a cal y canto, a base de policías disfrazados de gaiteiros, un poco al estilo del Carlos III de Madrid, que albergó al misionero contagiado por ébola, Miguel Pajares, incluyendo en dicha fortificación, es de cajón, la entrada de las calles y callejuelas que desembocan en la hermosísima plaza del Obradoiro, así como la puerta de la entrada a la Catedral, la del Colegio de San Jerónimo y la del Palacio de Rajoy, con perdón, porque este palacio, a pesar del nombre, de momento y que se sepa, no pertenece aún a la famiglia al modo en que perteneció, ¿sigue perteneciendo?, el Pazo de Meirás al padrecito de todos ellos.

El lunes, ambos capos, el alemán y el de casa nostra, dos figuras cada uno en lo suyo, mantendrán una reunión bilateral y ofrecerán una conferencia de prensa conjunta a las 10.30 horas en el Hostal dos Reis Católicos -¿lo ven?- para no decir nada, que es justo de lo que se trata, y pasadas las once, tienen prevista una visita a la catedral, donde serán saludados por otras autoridades locales y autonómicas, así, el Presidente de la Xunta in person, Núñez Feijóo, había nieve.

¿Y qué harán los gallegos? Pues, de fiarnos de la prensa, en concreto de eldiario.es, está convocada una protesta para denunciar los recortes promovidos por la UE. Y además de la concentración, que se celebrará en la plaza de la fachada trasera de la catedral -a saber quién impuso relegar al pueblo a la parte de atrás del monumento, ha de ser por la manera fácil de tenerlo acorralado por los cuatro puntos cardinales-, AGE y BNG solicitaron que el paso de Merkel por Galicia sirviera para pedirle “el fin de los recortes” y para que conozca la situación de las explotaciones lácteas y las “consecuencias” derivadas de las políticas de la UE.

Siempre me dejan con la boca abierta tan ingenuas como estúpidas peticiones procedentes de nuestros representantes políticos más fiables y comprometidos, porque lo de AGE y BNG viene a ser como rezar postrados un padrenuestro y tres avemarías ante el don Vito Corleone de Coppola para que se apiade de nosotros. Es decir, ¿es todo? Veni Creator Spiritus, mentes tuorum visita! ¿Y por qué no probamos, nosotros también, con nuestros propios gaiteiros? El sonido de cientos de miles de gaitas gallegas, estoy segura, obligarían a Merkel a entrar en razón. Y si no entra, pues le echamos droja en el Cola Cao o en los cereales que suele desayunar un teutón de raza, pero, ojo, droja de confianza, ¿vale?, es decir, de la del pueblo de toda la vida, de la nuestra. Todo, antes de permitir que esa máquina alemana que deja el culo atrás por obedecer a una gente, no ya sospechosa, sino abiertamente culpable de, como mínimo, haber rozado el crimen, regrese virgen a la Selva Negra. ¿Me habéis oído, gallegos? (pues me parece que sí, porque, aun sin editar, acabo de ver tres o cuatro correos de gallegos en la bandeja de entrada, y quien me está llamando al móvil es del mismísimo Betanzos).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s