Genocidas y cómplices.

 

Texto y título tomados del editorial de “La Turia dice que…”. Cartelera Turia, 25 – 31 de julio de 2014 (País Valenciano)

«No quedan adjetivos para calificar la masacre que perpetra Israel contra el pueblo palestino. Contrariamente a quienes permanecen abonados al estereotipo de que Israel es un estado moderno que, en su papel de centinela de Occidente, contiene a los árabes e islamistas anclados en la Edad Media, la realidad se empeña en demostrar que los estados teocráticos, Israel incluido, cometen sangrientos abusos en nombre de sus respectivos dioses. O mejor dicho, bajo las pantallas divinas que ocultan promiscuos intereses materiales, sean combustibles fósiles o solares para edificar. Los judíos sufrieron el Holocausto y ahora se ensañan, también a escala industrial, en tareas de exterminio contra los palestinos, cuyo suelo han convertido en un inmenso campo de prisioneros donde la ciudadanía hacinada, empobrecida y aterrorizada sobrevive de la farisaica caridad que suministran ex potencias como la Unión Europea. Infraestructuras, por ejemplo, que los agresores destruyen sin rubor. Lo que Israel practica con Palestina se llama genocidio. Y no es casual, ni accidental, que sus gobiernos y ejércitos desahucien, masacren y asesinen a familias enteras, y encarcelen, torturen y maten a niños y adolescentes. ¿Qué fuerza de trabajo sacará adelante un pueblo diezmado? Con el pretexto de defenderse de piedras y cohetes de fabricación casera (¿conoceremos algún día a quién secuestró y mató a tres niños israelíes?), se responde -o se provoca- para mejor evaluar la capacidad letal del más sofisticado arsenal militar, suministrado por los mercados a precios de referencia. Todo vale para asegurar que no hay futuro para Palestina, tierra quemada que la llamada comunidad internacional, tan hipócrita y rendida a las coartadas geopolíticas e influencias financieras de Israel, se resiste a reconocer como estado, pues en tal caso la magnitud de la agresión rompería todas las costuras del vocabulario diplomático concebido para justificar lo injustificable. Entre tanto, Israel aprovecha para ocupar suelo ajeno en cada nueva oleada criminal, con la anuencia de la mayor parte de la ciudadanía israelí y el apoyo de casi todos sus medios de propaganda. Es en este contexto donde se explica el silencio de los lobbies y adictos a la causa, debidamente gratificados a lo largo y ancho del planeta. Por lo demás, masacres aparte, los hechos que nos ocupan ponen de relieve la distancia abismal entre el sentir de la ciudadanía, horrorizada por la colonización a sangre y fuego, y los gobiernos, instituciones y partidos, cuyas miserables apelaciones no los eximen de su complicidad con los genocidas. Lo pagarán».

Para ilustrar el editorial anterior, incluyo además el vídeo que la propia Cartelera toma de ITV News para colgar en su Facebook:

 

http://www.itv.com/news/2014-07-24/itv-news-witnesses-aftermath-of-un-school-attack-in-gaza/

https://www.facebook.com/pages/Cartelera-Turia/184494174920495

 

Y para redondear, insistiendo en el único afán de erudición de los más despistados pupilos como tutores, la visión del asunto -seguida con inmensa satisfacción moral- por el diario El País para sus lectores, con todo, y a saber por qué, ya más ocasionales que habituales. El titular por sí solo enciende y provoca un agradecido reconocimiento por la veracidad y objetividad con la que ese periódico trata sistemáticamente, no solo asuntos cruciales para la humanidad, sino los más pequeños y específicamente nuestros, así, el que concierne al tan entretenido de la unidad española en lo universal, a machamartillo y frente a la veleidad catalana nacionalista, asunto este de lo más distraído e imprescindible, mientras que los nacionales en verdad urgentes y trascendentales se van dirimiendo más o menos solitos con el paso del tiempo, que es lo bonito, porque, luego, periódicamente, generación tras generación, siglo tras siglo, a saber por qué, recidivan y vuelven a estar en el candelero. Dicho titular -que da para varias tesis doctorales, y así en la Facultad de Ciencias de la Información, como en las de Historia, Ciencias Políticas y Sociología, Criminología y Ciencias Forenses, etc.- reza así, y reza postrado incluso: “Las aerolíneas reanudan vuelos mientras Hamás mantiene sus ataques”. No se lo vayan a perder por nada del mundo.

A mí, lo de los cohetes palestinos me recuerda mucho las Fallas de València. No hay año en el que no se registren heridos por pólvora fallera, alegre y gozosa, y mascletaes hubo en la Plaça de l’Ajuntament de València, en concreto una en el año 2000, en la que veinticuatro espectadores al menos tuvieron que ser hospitalizados con diversas heridas y pronósticos de no contar, y en 2013, veinte en otra, esta en Borriana, Castelló. Ya entienden que se trata de accidentes inevitables, así son Las Fallas. Bueno, no, son bastante más. Es cosa de vivirlas.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/07/24/actualidad/1406229853_817732.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s