Odiamos las Fallas

 

De Cartas a Spectra, espacio reservado a los lectores de la Cartelera Turia, semanario cultural del País Valenciano fundado en 1964, texto que subscribo en su totalidad.

 

El país entero se desintegra, centenares de miles de familias necesitan que se les ayude con comida para no pasar hambre, los ancianos y las personas dependientes van a morir a causa de abandono y desatención, se eliminan puestos de trabajo de importancia estratégica como son los de investigadores, los servicios de sanidad y enseñanza públicas pierden calidad de semana en semana, se suicidan personas desesperadas porque pierden su casa o están a punto de perderla, los políticos de los tres partidos que han hecho posible el turno desde 1982 (PP, PSOE e IU) continúan pensando exclusivamente en ellos y en la forma de seguir perpetuándose en el poder -puesto que estos partidos no son otra cosa que maquinarias de autorreproducción-, nos despeñamos, en fin, a velocidad vertiginosa, hacia un tipo de sociedad caracterizado por las brutales diferencias de clase. Mientras todo estos le ocurre a España, decenas de miles de falleros, idiotizados por las políticas educativas que han estimulado la incultura, el incivismo, la barbarie frente a la civilización, la falta total de respeto hacia las necesidades ajenas, imponen su propia ley de la selva convirtiendo la ciudad de Valencia -y otras ciudades y numerosos pueblos- en espacios invivibles a causa de un nivel de ruido insoportable, de calles cortadas por las que ambulancias y bomberos no podrían transitar para salvar vidas en caso de emergencia, de uso descontrolado y peligroso de la pólvora, de atentados constantes contra el sistema nervioso, contra la salubridad (la ciudad convertida en una inmensa letrina), de sumisión al poder religioso. Ya no queremos hacer afirmaciones a medias: odiamos las fallas. Ni siquiera son una fiesta sino una suma de manifestaciones que las acercan a lo más bajo, a la ley del más fuerte, a la desaparición de la civilización. Los que firmamos esta carta queremos que se acabe este monstruoso desatino, queremos que las carpas y las fallas se saquen de la ciudad y se instalen en un espacio donde solamente las sufran aquellos que decidan sufrirlas, pero no el resto de los ciudadanos.

Este sobreexceso fallero, este analfabetismo que alcanza niveles superlativos (hacia abajo, hacia el hundimiento de la sociedad española), son la consecuencia de treinta años de destrucción premeditada de la educación por parte del PSOE (con gran alegría del PP) y de sus cómplices de Izquierda Unida, que han legitimado al PSOE, excepto en la época de Julio Anguita, cada vez que hablaban de “recomponer el bloque de la izquierda”; nos preguntamos cuándo ha sido el PSOE un partido de izquierdas (¡ni siquiera socialdemócrata!). Nos gustaría que los ciudadanos españoles tomaran nota de lo ocurrido en Italia en las últimas elecciones y pusieran fin democráticamente a este proceso de vaciado de nuestra democracia, ya de por sí muy limitada, que se ha ido produciendo desde 1982 y que revela lo que era nuestro sistema político: la continuación del franquismo por otros medios. Ya basta. Esto debe terminar.

Joaquim Argente (Valencia) y 9 firmas más.

Algo más sobre Cartelera Turia de hace unos pocos años, hoy ya a punto de cumplir el medio siglo de existencia saludable.

http://www.carteleraturia.com/textos/frontPage/frontPage2348.htm

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s