Regreso a la farsa de guiñol patrocinado por los mercados

 

Confieso haber estado a punto de abandonar esta misión, por antipática, pero me dije: recuerda que la historia se va haciendo así, a fuerza del testimonio de las palabras. En este caso, las de la ministra de Sanidad, Ana Mato, una mujer que con poco más de veinte años ya se había tirado a la piscina del PP, aunque hay quien dice que antes había pasado someramente por la Universidad para licenciarse en algo. Desempeñó diversos cargos políticos en el PP, que dicen que es un partido político, y que seguramente, ya que Mariano Rajoy, con la inseguridad con la que afirma o niega, pero siempre rotundamente, pertenece al mismo (Rajoy es el presidente del Gobierno, que corra la voz).

Por aportar algún dato útil sobre esta mujer, decir que tal vez por un trauma infantil de patito feo Ana Mato tuvo siempre conflictos con los niños andaluces, respecto a los cuales en cierta ocasión afirmó que eran prácticamente analfabetos. Como la valoración, que no parecía tener fundamento, disgustó a los perjudicados, tres años después, olvidando sin duda que insistir en cosas que carecen de fundamento puede ocasionar problemas, volvió a afirmar, pero esta vez acompañada de documentación gráfica, una fotografía que exhibió en ese plan de mira, a que ahora no me lo puedes negar, ¿eh?, que los niños andaluces recibían las clases sentados en el suelo. Hubo que advertirle que imágenes de ese tipo se pueden obtener incluso en Finlandia, si los niños escuchan un cuento sentados en torno al profesor que lo narra o lee.

Otro dato es el de que, como un elevado porcentaje de políticos del PP, se la vinculó al caso Gürtel, en este caso en razón de que su exmarido -o alguien- le complicó la vida, metiéndole en el garaje de su casa un coche lujoso de procedencia incierta que, no obstante, ella no vio, porque seguramente pasaba sin mirar, lo que indica sabiduría conyugal. Siempre alegó no haberse enterado de nada, sin duda con la filosofía implícita de que de las cosas de los maridos no deben saber las esposas, y en ese mismo sentido, que a saber quién o quiénes les regalaban costosos y largos viajes con frecuencia y a toda la familia, entendiendo por familia, muchos, grosso modo, criada incluida. Esa supuesta vinculación por cotitular además de una cuenta bancaria de su ex en la que recalaron extras por casualidad, o vayan a saber, y de la que al parecer ella olvidó darse de baja después de haberse separado. ¡Como si una estuviera para burocracias cuando el corazón partío! ¿Cuándo llegarán los jueces a entender a las mujeres?

Ah, bueno, sí, se me olvidaba decir que su exmarido es Jesús Sepúlveda Recio, imputado en el caso Gürtel por un par de cosillas, al punto de que la Fiscalía Anticorrupción encontró indicios sólidos de delito fiscal tras un informe de la Agencia Tributaria y solicitó que se remitiera la causa al Tribunal Supremo con urgencia. Pero, aunque se vio obligado a dimitir como alcalde de Pozuelo de Alarcón justo a raíz de dicha imputación en el caso Gürtel del que hablamos, continúa en el PP como tantos otros, la tira de ellos, que es por lo que antes decía, junto con otros indicios que al estar al alcance de todos me abstengo de teclear, que no sé si se trata de un partido político o qué. Personalmente, me inclino por este qué, pero en cualquier caso la impresión general es la de que ostenta el poder. Detenta no se dice, no me sean borriquitos.

Ana Mato está llevando a cabo, como el resto de sus compañeros, una misión que pasará a la historia. La de intentar resolver cuestiones dramáticas, incluso trágicas, aplicando métodos y soluciones de los que ellos mismos no quieren saber nada por dolorosos y crueles en extremo, siendo como son, uno a uno y en su conjunto, compasivos, generosos y empáticos -y católicos sobre todas las cosas-, razón esta por la que acostumbra cada uno de los que maneja un ministerio, o algo, a mostrarse y a manifestarse en público como un profesional de la farsa de guiñol, los títeres, aquel entrañable teatrillo de Lorca que siempre nos cautiva, como la Tragicomedia de don Cristóbal y la señá Rosita. Aquí les dejo pues la mayor parte del texto, y el sonido grabado, de un ensayo de la escena en la que Ana Mato representa el papel de una ministra de Sanidad que comparece ante la prensa.

TEXTO:

Buenas… Buenas días, buenas… tardes a todos. En primer lugar agradecerles…

Vamos, hemos universalizado la Sanidad para los españoles. Saben Vds. que la Sanidad es universal y que estaba recogida en muchas leyes, pero… nunca se aplica hasta el final, todos los españoles tienen derecho a asistencia sanitaria gratuita, todos, sin dejar uno.

Lo primero que vamos a hacer es… eeeh… incorporar, al derecho español un artículo de una directiva, que les diré que está incorporada al derecho español todo …eeeh… laaaa… toda la directiva, menos un artículo, que justo es el artículo que prohíbe de forma explícita desplazarse en busca de atención sanitaria.

Luego hemos aplicado también una cartera que llamamos Cartera Común Suplementaria que le adjunto si me lo permiten con la Cartera Accesoria. Ahí estarían… pues las… prestaciones farmacéuticas, la tioteterapi… teratípi…cas… eh…m’equivocao en la, en la, en el nombre, y poner en valor lo que tiene mucho en valor, porque, no hay cosa que tenga más valor que una medicina que cura enfermedades.

Hemos adoptado una medida que ya estaba adoptada. Lo más importante que, por primera vez, los parados sin prestación parlamentaria, que sin… perdón… sin presta… sin presta… [risas] sin prestación [le apuntan], sin prestación por desempleo, perdón… en definitiva… eeeeh… lo que les decía, no es lo mismo una persona que no está enferma, en su consumo de medicamentos, que una persona que está enferma.

Los pensionistas que… ss… no pagan nada son todos aquellos que ya no tienen derecho a prestación por desempleo, es decir, los que ya tienen… los que tienen… simplemente… eeeh… los… [le apuntan]… ah, perdón…¡pensionistas! Los pensionistas son de… los que tienen… la… eh… el… ¡ah!, hablamos de renta, no de pensiones.
Pues, yo ya me voy a callar..

AUDIO:

http://www.cadenaser.com/espana/audios/explicaciones-ana-mato/csrcsrpor/20120418csrcsrnac_11/Aes/

(Con todo mi agradecimiento al autor, cuyo nombre desconozco pero que me consta que ha triunfado, que se tomó el trabajo, ¡Dios mío, y qué trabajo y qué voluntad de fidelidad!, de transcribir el texto de la comediante durante el ensayo, pese a las obvias dificultades).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s